Un bastón para las dificultades

«Siento que esto no se va a volver a repetir en la vida». Con esta  frase en los labios y lágrimas en los ojos, una Carmelita Misionera natural de Ávila y vecina de Malagón expresó su emoción después de portar durante unos minutos el bastón de Santa Teresa en la procesión celebrada ayer desde la residencia de ancianos San Clemencio al convento de San José, la única fundación de obra nueva de Santa Teresa de Jesús. No fue la única afortunada; entre quienes pudieron llevar la reliquia de la Santa por los más de 800 metros del recorrido se cuentan varios padres Carmelitas, algunas malagoneras anónimas, el diputado José Alberto  Martín-Toledano y el alcalde de Malagón, Adrián Fernández, quien lo recuerda como «un momento muy emotivo». «Han sido unos minutos emocionantes que no olvidaré en la vida».

Para seguir leyendo, descarga el PDF: Bastón Santa Teresa

(Fotos: Pablo Lorente)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *