Las tenazas del sumiller, o la ceremonia de la física

El degollado es una técnica empleada por los sumilleres para abrir botellas de vino antiguas (más de 20 años) en las que se presupone que el corcho está en mal estado y puede contaminar el líquido. Este sistema se basa en un principio puramente físico, el contraste de temperatura. Así, consiste en cortar limpiamente el cuello de la botella mediante la aplicación de calor, primero, y de frío, después, ayudándose de unas tenazas. Existen modelos en el mercado, pero son difíciles de encontrar, muy caros y poco ergonómicos. El sumiller ciudadrealeño Adán Israel, del restaurante Granero (de Quintanar de la Orden), acaba de mejorar estas tenazas y tiene la patente en curso. Mientras tanto, las está comercializando a través de su página web y de las redes sociales y alcanza los cinco pedidos al mes, que hasta ahora han ido a parar a lugares tan dispares como Navarra o Valencia.

Para leer más, descargar PDF: 20100729 Tenazas del sumiller29 JULIO 2010

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *