Calma tras la expulsión

Jesús Vicente Malagón, más conocido como ‘Uve’, pasó de villano a héroe en cuestión de horas después de llevar al violador de Vilalba, que se había instalado en uno de sus apartamentos y empadronado en la localidad, «a más de 300 kilómetros» del pueblo. Gracias a un wasap, que corrió como la pólvora entre los vecinos, los almagreños respiraron tranquilos después de dos días intensos.

Sigue leyendo, descarga el PDF: Calma tras la expulsión

(Fotos: Pablo Lorente)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *