Al filo de la tradición

En los años cuarenta, cincuenta y sesenta, Santa Cruz de Mudela era el centro de la cuchillería provincial. Se contaban por cientos los pequeños talleres que se dedicaban a cortar, templar, pulir, tallar y afilar lo que era,y sigue siendo, uno de sus productos más emblemáticos: las navajas. Incluso desarrollaron un modelo propio, la santacruceña, que no se fabricaba en ningún otro lugar.

Para leer más, descarga el PDF: 20120224 Navajas Santa Cruz de Mudela

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *