Agujeros en el ladrillo

Viviendas de lujo, con amplias terrazas, piscinas, zonas ajardinadas y a un precio increíble», reza un gran cartel a la salida de Pozuelo de Calatrava por la CM-412. Poco después se cambió por otro que anunciaba «pisos de VPO desde 56.327,01 euros, con plaza de garaje y excelentes calidades». Esas «excelentes calidades» son hoy un armatoste descarnado de cuatro plantas de altura, hecho de ladrillo y huecos oscuros, con signos de lo que pudo ser y no fue por la caída repentina del sector de la construcción. Pozuelo llegó tarde al boom inmobiliario y se frenó en seco, lo que ha dado lugar a paisajes peculiares.

Para seguir leyendo, descarga el PDF: Agujeros en el ladrillo

(Fotos: Rueda Villaverde)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *